domingo, octubre 02, 2005

Nuevas convenciones sociales: OT

Antes, años atrás, la tertulia a la hora del café, según contaba mi padre, giraba en torno al fútbol, el precio de la cesta de la compra o, algunas veces, sobre las actuaciones en Gente Joven. ¿Alguien se acuerda?

Bien, hoy en día tenemos Operación Triunfo para tomar el relevo de Gente Joven... y del fútbol y de todo lo demás, exceptuando a Gran Hermano (el de la tele, no el de George Orwell, libro in-dispensable -como diría el gran lumbreras del Jesulín de Lubrique-). ¿Por la calidad musical? No, desde luego, por mucho que a usted le guste: entrar en la academia y ser el más guapo, el más simpático, el más llorón (personaje en el que se basa el Lobhombre de Calico Electrónico, seguro) les asegura un contrato y la permanencia de las listas, superando a cualquier lanzamiento de Subterfuge, Sanctuary y demás independientes. ¿Alguno de ellos sabe tocar medianamente un instrumento? ¿Poner la pasión en la voz que pondría Martirio? ¿Crear unas letras mínimamente inteligentes, que no repita Bulería veinte veces?

Un poco más de cultura musical, por Dick bendito...

1 comentario:

Juanma dijo...

Me decía mi primo Josele (Santiago) que OT había tenido una repercusión real sobre la industria: pocas discográficas querían arriesgarse ya con cantautores y artistas "no comerciales"... Vamos, como el Código Da Vinci, pero en versión musical: o tienes un bombazo o pasan de ti... Y te pasas veinte años en el negocio y un buen día resulta que tienes problemas para que te graben un disco.