lunes, diciembre 24, 2007

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais...

He visto motos con piel de leopardo (esto sólo pasa en mi pueblo):


Oximorones comerciales (en auténtico e impactante auge):


Y deslices publicitarios no tan comerciales:

(perdón por la calidad de la imagen: ahí pone Ocaso. Accidentes para la mujer. Supongo que se percataron de la barbaridad y, actualmente, los anuncios rezan algo así como Seguros para la mujer)

Un jurel al jengibre (en el Machiroku), hermosamente presentado, que no se lo salta un galgo:


Y unos erizos de mar de-li-cio-sos (también en el Machiroku, ¿dónde si no?):


Esta tabla es de otro restaurante... que ahora mismo no recuerdo (Juanma, Pau, ¿sabéis de cuál se trata?):


Cosas para llevarse a la boca... para alimentarse, digo, con nombres "chocantes":


El mal gusto hecho mueble (y no veáis la alegría que nos dio verlo salir por la puerta, junto con la ... propietaria):


Un pueblo precioso (Palafrugell), pasto de la maquinaria especulativa inmobiliaria:


Y grandes ciudades, también (le doy dos telediarios a La Mina, que el Fòrum se les acerca a pasos de gigante, y nunca mejor dicho):


Cosas que se olvidan con un gran rom cremat en La Bella Lola (Calella de Palafrugell):


Después de un bello atardecer:


He visto resignación cuando podría haber habido indignación (este ha sido el año del "AVE que no emigra"):


Y ganas de diversión cuando deberíamos estar derrengados tras dos días de conciertos (esta ciudad es incombustible):


He visto pasar un año con sus cosas buenas y sus cosas malas, pero ninguna de estas cosas se perderán como lágrimas bajo la lluvia, porque para eso se hicieron los blogs. Para el 2008 os deseo lo mejor para todos vosotros. Ya sabéis: mucha salud, mucho dinero, mucho sexo y poco trabajo, a ser posible.

¡Salud!

12 comentarios:

manu dijo...

Diosssss, no sé si me recuperaré de la visión de la amoto tuneada...

Qué serio en la foto, nen. ¡Te deseo lo mismo!

Me parece que el rollito filosofeante se nos pega un poquito en estas fechas. Tengo que dejar la bebida... :)

Juanma dijo...

(Juanma, Pau, ¿sabéis de cuál se trata?):

Diría que es un sashimi moriawase.

Más que la moto tuneá, que es casi consustancial a Barcelona y alrededores, lo que me ha impactao es la foto de la tienda de Shopping Zen. Daría para una canción de los Milton Friedmans... ;-PPP

¡Feliz año! Abrazotes.

Álex Vidal dijo...

Manu: en serio que estoy sonriente. Es que las cámaras me imponen :)

Juanma: preguntaba de qué restaurante se trataba, no del plato :P

manu dijo...

Juanma, ya que has dao la idea estírate y compon tu la canción, casho perrrro... :P

Kaoss dijo...

Tuneos de peluche atigrado ya he visto unos cuantos. Lo que me impacta de verdad es el mueble-panteón con velitas y chimenea falsa. ¿eso estaba en vuestra casa? Llamarías a un exorista para que os la purificase antes de entrar a vivir...

Kpax dijo...

My Sweet Lord George Harrion, por cierto la foto de la playita es Calella?

Saludos

Juanma dijo...

Manu: Te juro que quiero participar en el segundo disco de los Milton Friedmans. Ahora que estoy en Madrizzz estoy haciendo acopio de ideas, ya que el lugar es propicio para ello.

Álex Vidal dijo...

Kpax: sí, es Calella :) Algún día le dedicaré a la vila una entrada.

Por cierto, ¿y la cita musical?

manu dijo...

Juanma, haz acopio, haz, pero no las guardes y pásame las cancioncillas, para hacer un primer doble LP.

La gira promete ser larga y cansada, de manera que un segundo disco podría tardar un poco. Seguiremos informando al respecto ;-)

Y tú, Alex, no escurras el bulto, que sigo esperando tus aportaciones para Los Milton Friedmans, rediósssss...

daniblues dijo...

... Time to die.

Álex Vidal dijo...

Manu: es que yo soy más poeta romántico... :P

Dani: tío, tampoco es eso, que me quedan muchas cosas por ver :D Mira que te envío un origami de un unicornio :P

Blackonion dijo...

A mi me ha molado la carita de Alex Post-rom cremat. :D:D

El plato de Sushi no se de dónde és, pero quiero saberlo. Tiene una pinta sublime: identifico varios trozos de caballa y de concha roja, dos de mis sushis favoritos.