lunes, enero 23, 2006

Dormir, soñar...

Morir, dormir, no despertar más nunca,
poder decir todo acabó; en un sueño
sepultar para siempre los dolores
del corazón, los mil y mil quebrantos
que heredó nuestra carne, ¡quién no ansiara
concluir así!

¡Morir... quedar dormidos...
Dormir... tal vez soñar!


Hamlet, William Shakespeare

(En recuerdo a un buen amigo, una maravillosa persona, que justo ahora empieza a soñar...)

3 comentarios:

Juanma dijo...

Qué pena. Qué pena me ha dado. Es que no sé qué más decir.

La ninfa de la torre de cristal dijo...

Cuando en el cielo te encuentres y necesites mi ayuda,
solamente hará falta una lágrima tuya;
siempre estaré a tu lado,
siempre seré tu amigo,
jamás estaré solo mientras te sienta conmigo...

Álex Vidal dijo...

Ei, eterno no aprendiz, no sé què ha passat amb el teu comentari. De totes maneres, gràcies per les teves paraules, tot i que Justo era tan bona persona que tenia, i no exagero, centenars d'amics repartits pel món que el trobarem a faltar. I ni que dir de la seva noia, fills i familiars.

Para todos ellos, un besazo.