martes, agosto 09, 2005

Cómo desmantelar una bomba atómica (y quedarse ronco en el intento)

Domingo, 7 de agosto del 2005, 21.50 h de la noche, Camp Nou, Barcelona: cuatro irlandeses dan inicio a un pulso rítmico, un sonido que impacta y resuena en 81.000 cajas torácicas; éstas responden con una cuenta peculiar: uno, dos, tres, catorce. Objetivo: desmantelar una bomba atómica, o chorrear estribillos y alaridos eléctricos a la noche barcelonesa.

Resultado: ayer, una ronquera que imposibilitaba que nadie me oyese a más de dos metros de distancia. Tímpanos entumecidos. La mirada perdida. Un recuerdo imborrable.

Advertencia a los que vayan a asistir esta noche al concierto en Anoeta, o dentro de dos días al Vicente Calderón: en un momento de la noche, Bono os pedirá que enviéis un mensaje al 5039 con el texto "Africa". Recordad que tenéis que escribir Africa más tu nombre y apellido para que, con un poco de suerte, vuestro nombre aparezca en la pantalla gigante al final del concierto.

Y, al día siguiente, en vuestro móvil aparecerá un mensaje como éste:

Hola, soy Bono... muchas gracias por tu SMS. Por favor, visita www.pobrezacero.org y forma parte conmigo de la generación que dice NO a la pobreza extrema...


(El link y el acento de generación son cosa mía. El resto, de la organización, con Bono detrás, por supuesto).

El SMS os costará 15 céntimos de euro. Y alguno se preguntará: "Y bien, con lo que recaudan estos chicos en cada concierto, ¿por qué tenemos que donar nosotros dinero?". Tema que dará para otra entrada en la bitácora. Pero yo lo hice por:

1. Porque tuve la oportunidad de hacerlo y quise hacerlo. Y debo hacer más, sin duda.
2. Porque más importante que una persona esté implicada, es que 200.000 personas se impliquen. Y eso, en un mundo en que la clase política no va a mover un dedo por evitar la pobreza extrema, puede significar mucho.

¿Quién se beneficia más, la banda o África? Sinceramente, en estos casos alabo y alabaré cualquier acción que favorezca a los más desfavorecidos. Me ofrece mayor credibilidad un músico multimillonario al que no se le caen los anillos para pedir un objetivo tan loable allende los mares. Otros deberían tomar nota.

6 comentarios:

Nimraithkar dijo...

veo que no volviste descepcionado del concierto. No me emociona U2 pero opino lo mismo que tu. Hagan lo que hagan con lo que recaudan para ellos en cada concierto, el hecho de convocar masas para concienciarlas y motivarlas a que donen aunque sean solo 15 centimos, ya es una labor.
Aqui los conciertos deben ser tranquilos y organizados. A los que solía ir, recuerdo que recomendaban llevar lo menos posible, y eso incluía moviles y bolsos, por supuesto.

ignatius reilly dijo...

Sí, supongo que el secreto no está en regalarlo todo a los pobres para ser como ellos, sino en intentar que los pobres tengan lo mismo que tú.
Y mira, aunque estén podridos de pasta, si al menos se mueven... pues mejor. Aunqie sea pose, algo harán, como Eto'o.

Juanma dijo...

Aunque a mí el detalle que me llegó al alma fue el discurso que se marcó Bono en "Miss Sarajevo". Se la dedicó a los muertos del 7-J, pero también a los del 11-M y el 11-S, y habló de que tenemos que luchar contra ese Monstruo, y nos recordó que todos podemos convertirnos en monstruos, y cantaba "Miss Sarajevo" y, al llegar a la parte de Pavarotti, empezó a cantar como si fuera un cantante de ópera y... bufff. Casi lloro, lo más cerquita que he estado de llorar en mucho tiempo. Luego se lo comenté a Álex y me dijo: «¿CASI lloras? Joder, qué duro eres».

Conciertazo, sin duda. Pero Keane son unos moñas.

Álex Vidal dijo...

¿Moñas, los Keane? ¿Y lo dice quien me pidió que le bajara de la mula canciones de las Destiny Child?

Di lo que quieras, pero los Keane no me aburren soberanamente como hacen los Travis. Es más, me parecen infinitamente mejores. Y, desde luego, en concierto no desmerecen ni mucho menos. Y ahí es donde se demuestra si un grupo es bueno o es un bluff.

Nim, no sé que entiendes exactamente por tranquilo. Creo que no fui el único que volvió ronco a casa. Y emocionados, incluso Bono (que se le fue la voz y se le humedecieron los ojos al cantar Miss Sarajevo; The Edge, que no sabía donde meterse cuando 81.000 almas le cantaron el Happy Birthday, o cuando el público cantó el Elevation solo porque el grupo alucinaba. Y los móviles sirvieron para el donativo :)

Nacho dijo...

Dios, qué envidia me dais. Nosotros pensamos en ir a San Sebastián, pero se formó un lío mayúsculo con las entradas y se nos quitaron las ganas. Aun recuerdo los tiempos en los que podías conseguir entradas para cualquier concierto sin tener que enchufarte a 10000 V o ir en las tres horas siguientes a que se pusiesen a la venta

P.D: Mensaje enviado

Juanma dijo...

Pues sí, es un coñazo. En mi caso, conseguí entrada porque Álex se pasó tres horas y pico intentando entrar en tictacticket, que si no, de qué. :-(

Tenía un plan B si no conseguía entrada, que consistía en quedarme en la terraza de mi casa oyéndolo: vivo al lado del Camp Nou, a mediodía escuché parte de la prueba de sonido y mis compis de piso me han contado que el "With Or Without You" se oyó perfectamente. Pero no como en el Camp Nou. Otro de los momentos cumbres del concierto... :-))))