viernes, noviembre 09, 2007

Si estás leyendo este post en vez de trabajar, vigila que algún día el día no acabe así...



Visto en Microsiervos, creo que en Alt1040, seguro que en Muchachada Nuí y en un montón de otras webs.

(Y mira que tenía reparos a ver La hora chanante, y ahora me arrepiento. Si es que me tengo que fiar más de Antonio —el que os recomienda buenos libros en vuestra librería—).

(Segundo paréntesis: el humor absurdo es, eso, absurdo. Fácil de hacer, difícil de hacer gustar. Quizá uno de los instrumentos más potentes, si se usa con inteligencia, para revelar el absurdo de nuestras acciones y relaciones. Ahora, al leer esta noticia, compruebo en el país que el humor absurdo se vuelve deliciosamente recursivo y metaliterario... porque el absurdo está en la vida real, y no en la Muchachada.)

Powered by ScribeFire.

7 comentarios:

manu dijo...

Arrepiéntete, pecadorl!

cloudXXI dijo...

Este video y el testimonio de Gorbachov es lo mejor que han hecho nunca.

La primera vez que lo vi, me cai del sofa de la risa, literal.

arturo dijo...

Humor absurdo.
El tren lleva más de veinte minutos parado entre estaciones.
Una voz metalica nos informa que el servicio no transcurre con normalidad, rogamos disculpen las molestias.
Cuando ya llevamos veinte minutos parados...
No es por nada pero la mayoria de los pasajeros teniamos ya una sospecha de que aquello no era normal.

Álex Vidal dijo...

Manu: que me arrepienta ¿de qué? :P

Cloud: a partir de hoy seré fiel seguidor de esta peña ;)

Arturo: ¿estás en Barcelona? Eso, aquí, ya es humor costumbrista :D

arturo dijo...

Paece mentira Alex..
Aqui viene al pelo lo de Leonard Cohen..
Cuando me dijeron que me arrepintiese me pregunte que querian decir con eso.

Raven dijo...

Sigo diciendo que ni la Hora Chanante ni Muchachada Nui tienen gracia. Yo no sé qué puñetas le ve la gente. A mí me aburren más que una clase de Estructura de la Empresa Audiovisual.

Álex Vidal dijo...

«Eso me hizo valorar las cosas realmente importantes de la vida... —Teclea al tiempo que murmura—. Los zombis de 28 semanas después no son zombis, son infectados.»

Mi vejiga estuvo a punto de aflojarse. Y es que un punto así de humor, que desde el absurdo satiriza de forma certera una actitud común (friquear por Internet) me parece simplemente una genialidad. Ya quisiera tener yo el talento que demuestra aquí el creador.