jueves, noviembre 01, 2007

Me and a neighbour up in an elevator yard (a true story)

Hace cosa de un mes, más o menos, subí con mi madre a su piso para dejar unos paquetes. Su vecina, la que vive justo en el piso de debajo del de mi madre, subió en el ascensor con nosotros. Empezó a hablar, en tono quejumbroso, de algún achaque y de que había tenido que dejar a sus amigas para venirse, aunque por el tono no parecía que les tuviese excesivo aprecio.

Entonces se me giró y se desarrolló la siguiente conversación:

Ay, qué gordo que te has puesto espetó, sin ocultar cierto desagrado por mi volumen.
Tras un breve silencio, molesto por su mala educación, me agaché ligeramente sobre ella.
Y usted está más mayor... y yo me callo le dije, con los labios apretados.
¡Ay, sí, mejor te callas! -replicó, apartando la vista.


Mi madre empezó a reírse y a justificar que, de los tres hermanos, yo era el más "fuertecito" (eufemismo muy gracioso, por otra parte).

En fin, aquella fue la segunda vez que la vecina me afeaba mi sobrepeso... y seguro que la última.

Os dejo, como mi buen amigo Manu, con la banda sonora de estos días, el preludio al peaso consierto al que asistiremos mañana, después de "seducir" a Nuria con la música de este combo neoyorkaliforniano. No he encontrado el simpar "Me and Giuliani Down the School Yard (A True Story)" que parafraseo para esta entrada chorras, pero el coro final dice mucho de lo que pienso de los que se meten en vidas ajenas:

!!!: "Pardon my freedom"

8 comentarios:

manu dijo...

Pues chico, salvo que hayas cambiado desde la última vez que te vi, tampoco estás tan "fuerte". ¿No será que, además de vieja, es miope?

Vaya mala baba que gasta la vecinita...

Cristina dijo...

¿No será que, además de vieja, es miope?

A lo mejor le van escuálidos y desvalidos, para que no tengan fuerzas de decirle las cuatro cosillas que se merece...Y digo, Álex, que si quieres voy y le parto las piernas, que para 'fuertecilla' servidora y además arreo unas patadas y unos ganchos de cuidao...cuidadín la viejeta esa que como vayaaaa, se va a enterar de lo que valen unos kilitos pegados a un saco de huesos.

Que vaya bien en el concierto y un besín a Nuria.

Álex Vidal dijo...

Manu: es que no me viste de jovencito. Tenía que pasar dos veces para dejar sombra:

Cristina: no hace falta: ver la cara que puso ya pagaba por todas las borderías que le he soportado en años :)

Y a todo esto, ¿habéis visto el peazo vídeo que acompaña al post? Jo, cómo me lo voy a pasar esta noche :)

Cristina dijo...

¿habéis visto el peazo vídeo que acompaña al post? Jo, cómo me lo voy a pasar esta noche :)

Por si nos habías puesto los dientes suficientemente largos, tenía que recordárnoslo...

Small Blue Thing dijo...

La telepatía existe, convencida estoy.

Lo chungo es que, en plan vallekano, mi conversación fue:

- ¡Qué gorda estás! Estás más gorda...

- Y tú más vieja. ¿Eran 83, no?

Espero que hayáis disfrutado de Ishbiliya

Álex Vidal dijo...

Yo, seguro, desde mi casa, con los oídos aún taponados por el brutal concierto de los !!! :)

Juanma dijo...

Porfi, haz alguna reseña del concierto. :-)))

Álex Vidal dijo...

Estamous trabajandou en ellou.

(Es que hoy me he levantado con el flequillo un poco asín...)