miércoles, julio 11, 2007

Di "no"; es fácil

Pequeños gestos dan lugar a grandes cambios. Quizá no sean estos los suficientes para desviar el curso en esta autopista al infierno en el que parece que estamos embarcados, pero oye, si no se intenta no se consigue.

Un gesto tan simple como rechazar una bolsa de plástico... ¿Que es cómoda? Dudo que sea cómodo acumular 233 bolsas al año en casa. En mi caso, con mochila o zurra al hombro, ¿qué necesidad hay? También existen bolsas de tela reutilizable que incluso se usan y anuncian en diversas campañas de márketing. ¿Que te miran mal? Hasta que te acostumbras. Y no vaciles por salir con los libros en la mano; tienes el ticket de la compra que demuestra que no eres un mangante. ¿Que no contamina? Permitidme que lo dude más aún; si es que ojos que no ven,

No creo que sea necesario llegar al nivel de nuestros vecinos irlandeses si todos nos ponemos. Pero la medida del gobierno de la Isla Esmeralda es sin lugar a dudas ejemplar.

2 comentarios:

manu dijo...

NO (me gusta este monosílabo) XDD

Cristina López dijo...

Se hace lo que se puede: con el carrito de la compra para no coger bolsas, usando ciclos cortos de lavadora para gastar menos agua, no poniendo el hidromasaje (ejem, aunque alguna excepción hay), usando bombillas de bajo consumo...la verdad es que "en queriendo" ...
Por cierto, al leer el título "Di no" me he dicho a mí misma "Digo no al rodaballo"...

:ppppppppp