domingo, febrero 04, 2007

El fuego de Arcadia se propaga entre el público, prendiendo en las lágrimas y en el vello erizado

The Arcade Fire está de gira por Europa (y no pasan por nuestra casa, damn!) presentando su nuevo trabajo Neon Bible, al que le queda menos de un mes para que le eche las manos encima, digooo, para su puesta a la venta.

¿He dicho ya que no pasan por nuestro país? Pues más de uno nos lamentamos de no verlos en nuestra ciudad, porque tienen una actitud y una potencia musical que ya quisieran para sí muchos artistas. Y si no... fijaos cómo se hicieron con el público en su quinta noche en Londres:



(vía Cuchara Sónica.)

No me negaréis que no son emocionantes. Aún me dura el vello erizado y los surcos sobre las mejillas. Dolor y alegría en cinco minutos de perfecta melodía. Eso sí, disculpad al público los gallos, pero todos los perpetramos cuando vamos de concierto ;)

2 comentarios:

Juanma dijo...

Qué pasada.
¡Yo quiero ir a verlooooos! ¡Vámonos a Irlanda en San Patricio! :-)

La mayor salvajada que he visto hasta ahora, en ese registro bruto-festivo, fue a Taraf de Haidouks, una banda cojonuda. Fue en el Palacio de Congresos, lo cual presuponía que el concierto iba a ser serio, de los de tirarse todo el rato en el asiento. Y una leche. Llegados los bises, bajó gente a la primera fila y al pie del escenario. Los seguratas intentaron aplacarlos, y a continuación sobrevino el milagro: un sonoro abucheo a los seguratas y, sin que nadie nos dijera nada, casi todos los que estábamos en las primeras filas bajamos al pie del escenario y nos pusimos a bailar como locos durante todos los bises.

Pero la cosa no terminó ahí. Cuando salieron del backstage y terminaron de firmar discos, dieron otro bis en el hall del Palacio. Un par de canciones, a todo trapo.

Y todavía siguió el cachondeo. Los estuvimos esperando un par de minutos y, cuando aparecieron por la calle, volvieron a dar otro bis de un par de canciones... ¡en las escaleras de acceso, en plena calle!

Supongo que continuaron, pero yo ya me fui. Pero fue inolvidable.

Lo de Arcade Fire parece algo similar. Y su Funeral es el disco que más me ha emocionado en lo que va de milenio (no sé si el mejor, que puede que también). Quiero verlooooos. :-)

Cristina dijo...

Brutal! xD