domingo, junio 10, 2007

Karel Čapek - Life and Work, Ivan Klíma


Quizá, estimado lector, no te veas con ánimo de leer un libro tan implacable como 1984 pero te apetezca adentrarte en una obra donde queden patentes la estupidez y la estulticia humanas; un libro que hable sobre los efectos de la avaricia y la ambición sin límites: el totalitarismo, el nacionalismo, el capitalismo salvaje, la alienación de la ciudadanía, la pleitesía al progreso a cualquier precio, la depredación del hombre sobre la naturaleza y sobre el propio hombre, la guerra como salida inevitable... Y, si además, quieres disfrutar de una lectura divertida, amena en su amplia variedad de registros, desde una ironía que, a pesar de la seriedad del transfondo, no abandona una mirada empática, entonces tu libro es La guerra de las salamandras.

Karel Čapek
Su autor, Karel Čapek, ha sido injustamente relegado a un segundo plano ante la obra de otros contemporáneos suyos, autores en lenguas mucho más difundidas, como Orwell o Huxley en inglés, o Kafka (autor checo en lengua alemana). En una época convulsa como fue la primera mitad del siglo XX, Čapek se distinguió por un tono más optimista, sin por ello dejar de reflejar con marcada lucidez los peligros que acechaban a una humanidad que el progreso superaba por todas partes y que, con armas cada vez más poderosas, caía presa del fanatismo. En ese sentido, está más emparejado con otro compatriota suyo, Jaroslav Hašek.

Čapek demostró desde bien joven ser un espíritu inquieto, gran trabajador, que cultivó en su relativamente corta vida todos los géneros literarios. El fetichista cienciaficcionero lo recordará por ser el padre del término robot (sugerido, por cierto, por su hermano mayor Josef), que apareció en la obra teatral R.U.R.. Pero ese es un detalle menor: en su extensa bibliografía abundan las recopilaciones de prensa, libros de viajes, obras teatrales, ensayos políticos, cuentos.

No puedo ocultar mi admiración por un autor cuya mirada, lúcida, irónica y entrañablemente humana, me cautiva. (Eh, incluso Alejo me permitió prologar La guerra de las salamandras; aunque el prólogo no valga mucho, ¡joder, es que estoy que reviento de orgullo!) Por eso compré, vía Amazon, la biografía que encabeza el post.

Karel Čapek - Life and WorkReconozco que no he leído todavía nada de Ivan Klíma, quien da la sensación de estimar la obra de Čapek y, además, disfrutarlos en su idioma original. Y no quiero juzgarlo sólo por esta biografía ciertamente... sosa. Quizá sea la traducción (no, no me las quiero dar de listo, pero la lectura de esta traducción del checo al inglés se me ha hecho pastosa, particularmente torpe), o quizá la vida de Čapek no fuese tan atractivamente conflictiva como para que su biografía fuese interesante; idea esta que me parece particularmente tonta. El caso es que Klíma desgrana la trayectoria vital Čapek y traza los paralelismos factibles con su bibliografía; la primera está profusamente documentada la primera; la segunda está particularmente preñada de opiniones. En sí no es que sea incorrecto ese acercamiento, y quizá (insisto) sea problema de la traducción, pero cuando los análisis literarios están plagados de frases como I think, In my opinion, el ensayo acaba desmerecido y la impresión es la de estar leyendo una columna de opinión (o una entrada en un blog).

Aun así, no deja de ser una obra interesante para conocer algunas de las claves del autor checo a la hora de abordar su narrativa. Ni de lamentar sus últimos días como una de las voces más lúcidas, denostado por colegas que abrazaron alguno de los radicalismos que, proféticamente, acabaron de rasgar el mundo que conocía tal como preveyó.

5 comentarios:

Tinuviel dijo...

A mí me gustó bastante La guerra de las salamandras de Capek y El soldado Švejk de Hasek es divertídisimo, aunque no me lo haya leído un profesor en la Universidad nos leía fragmentos y me encantaba. Un día de estos tengo que hacerme con él como me hice con una edición en ruso de las acertadas ilustraciones de Iosef Lada para el libro. Otro autor checo que os recomiendo es Bohumil Hrabal (por ejemplo, Una soledad muy ruidosa es otro de esos libros desconcertantes que reflejan esa extraña visión de la realidad que se percibe en muchos autores del este). Pero para libros mágicos El diccionario Jázaro de Milorad Pavic. Si es que las literaturas del este, guardan joyas como El maestro y Margarita de Bulgakov (siempre me ha fascinado la manera en que mezcla realidad y fantasía en esa novela).

Juanma dijo...

Jo, El maestro y Margarita es mi libro favorito. Una historia perfecta de amor, diablos, humor y pasión.

Karel Çapek tuvo la suerte de morir antes de ver cómo sus advertencias se convertían en realidad. A diferencia de las otras grandes distopías, La guerra de las salamandras está llena de humor, y por eso sobrecoge tanto.

Un libro obligatorio, a reivindicar.

manu dijo...

Hola Alex, te invito a seguir un meme. Puedes verlo en http://manueldiez.blogspot.com/

Álex Vidal dijo...

Manu: malo :P''

Tinu: me los apunto. Gracias :)

Juanma: di que sí :)

Kostas dijo...

Pensaba que La guerra de las Salamandras no lo había leido nadie. La verdad es que el título no invita a ello. Pero al final el resultado es bastante bueno. Para este año me liaré con RUR.
El maestro y Margarita me desconcertó un poco la verdad y me gustó bastante más Corazón de perro.