domingo, noviembre 20, 2005

"Perfect Day", una canción perfecta

Es curioso comprobar cómo en la música pop las tendencias se hacen obsoletas apenas empiezan a popularizarse. Hoy Coldplay presentarán su decepcionante X&Y en el Palau Sant Jordi, y Keane, aunque sin tanta repercusión (todavía), y desde una vertiente más melosa (si cabe), consiguen con su primer largo un trabajo más sincero y compacto, allí donde Chris Martin parece dar un paso en falso intentando superar A Rush of Blood to the Head pero sin abandonar el "sonido Coldplay" que dicho trabajo establece.

Coldplay y Keane, por mucho que insistan en radios generalistas, no es que presenten un sonido rompedor: desde The Smiths hasta Frank Sinatra, toques épicos a lo U2 o Radiohead, su música no deja de ser una amalgama de estas influencias, que un oído bien entrenado captará sin esforzarse. Así como la sensación del momento, Franz Ferdinand, deben mucho (por no decir que copian) el electricismo de The Jam, de donde también beben otros adalides del nuevo rock "sucio", como The Strokes o The Libertines. O como los emergentes Kaiser Chiefs, que fagocitan influencias del punk de Sex Pistols, pero limando su aspecto más combativo.

Si nos deslizamos al terreno del indie (aunque ya no tan indie desde que es devorado por masas de posmodernos) aún podremos encontrarnos con alguna sorpresa en el campo de la electrónica. Fuera de ahí, nos encontramos con bandas que retoman, reciclan o reviven sonidos de décadas anteriores. Y teniendo a Pulp de "vacaciones permanentes" (una banda que hizo del revival un auténtico paso de gigante hacia delante), y a la espera de lo que pueda salir de las mentes delirantes de Thom Yorke y sus cada vez más experimentales Radiohead, cabe echar un vistazo al pasado...

A pesar de tenerle un gran respecto, reconozco que nunca he prestado la atención que merecía a Lou Reed. Hace años que un buen amigo me grabó el álbum Transformer (hará unos ¡18 años! ¿Os acordáis de cuando nos grabábamos LPs de vinilo en cintas de 60? ¿Y las cintas de metal?). En aquella época, sin embargo, me dejé deslumbrar por The Joshua Tree (deslumbrante, ciertamente) y Rattle and Hum (eh..., ciertamente, uno de los patinazos de los irlandeses) y ahí se quedó, para escuchas esporádicas de un tardoadolescente que prefería el hervor en la sangre del rock épico que no las letras descarnadas del novayorqués... que tampoco entendía demasiado bien.

Sin embargo, en el Festival de Blues de Cerdanyola compré el CD, que había vuelto a ocupar un lugar en la memoria gracias a un reportaje sobre el mismo emitido por el Canal 33. Copié algunas canciones para un CD en mp3 (vale, también me ayudé con la mula), y una canción en concreto se filtró y quedó grabada en mi disco duro/cerebro. Es la grandeza de las melodías sencillas, desnudas de una instrumentación que ahoga la transmisión. Reed jamás ha tenido una gran voz (quienes no le gustan, se quejan de su voz monótona, amelódica); pero es uno de los intérpretes que mejor la saben usar para contar una historia. Transformer es un gran fresco sobre los outsiders que escapan, o huyen, de una sociedad monolítica, incapaz de atender todas las necesidades. Y sobre outsiders pocos saben más que Reed, durante muchos años compartiendo vivencias con la troupe de adláteres de Andy Wharhol.

Para quienes quieren contar grandes historias, Lou Reed, así como Jarvis Cocker en Pulp, son excelentes ejemplos a seguir: los grandes acontecimientos se reflejan en historias cotidianas, en breves pinceladas de cotidianidad. Requiere una gran capacidad de análisis para saber separar qué quieres contar, dónde encontrarlo, y qué personaje modelar para mostrarlo en toda su intensidad. Requiere la mirada de un observador atento, alguien capaz de deslizarse en el personaje para dotarlo de consistencia, desprenderse de prejuicios y mostrar una exquisita sensibilidad para no contaminarlo con tus propios esquemas.

"Pefect day" podría ser la historia de cualquiera, una persona humilde, baqueteada por la vida, sin aspiraciones. Un don nadie. ¿Cómo puede brillar el amor en alguien tan aparentemente muerto en vida?

Si podéis, poned en vuestro iPod/reproductor mp3/radio/disco duro/aunque-sea-id-a-cantarlo-a-un-karaoke "Perfect Day". Acompañad la escucha con la letra (pulsando el título del post o aquí). Escucharéis a Lou Reed que cuenta una historia común, cercana, patética, ayudado por una sencilla melodía en tono menor. Una pequeña historia que encierra uno de los grandes temas del hombre: la huída de la soledad, el miedo a la miseria del alma en un espacio tan inhumano como es la ciudad.

Intento ofreceros una traducción lo más fiel posible:

Un día perfecto
bebemos sangría en el parque
y después, cuando anochece
vamos a casa.

Un día perfecto
damos de comer a los animales en el zoo
después vamos al cine
y volvemos a casa.

Oh, es un día tan perfecto
Estoy contento por haberlo pasado contigo
Oh, es un día tan perfecto
haces que me sienta a gusto me mantienes colgado.

Un día perfecto
nos olvidamos de los problemas
Domingueros de nosotros mismos
es tan divertido.

Un día perfecto
Haces que me olvide de mí mismo
Creí que era alguien diferente
Alguien bueno.

Oh, es un día tan perfecto
Estoy contento por haberlo pasado contigo
Oh, es un día tan perfecto
haces que me sienta a gusto me mantienes colgado.

Cosecharás lo que has sembrado (x4)

Editando: ¡Gracias, Jorge! Corregido.

23 comentarios:

Juanma dijo...

Todo el Transformer es una obra maestra, igual que el Berlin (que a mí, personalmente, es el que más me gusta de Lou Reed.

Lou Reed, igual que Bob Dylan, le añadió un componente nuevo a las letras del rock: tras ellos, empezaron a ser historias, no simples ripios. En Transformer te adentras en el universo de un neoyorquino glamuroso y ambiguo, en un mundo de gente de a pie, con sus contradicciones y sus caídas y recaídas en el abismo; en fragmentos de vida. Lou Reed le aportó eso al rock, y "Perfect Day" es una de sus canciones más redondas.

J.Álvarez dijo...

Totalmente de acuerdo con lo dicho por el webmaster y x Juanma. Bueno... casi. Sólo matizaría una cosa: a mí personalmente el Rattle and hum de U2 me parece un discazo (a la altura de sus mejores, como el Achtung Baby o October).
En cuanto a lo que dices (muy interesante) de que desde Dylan y Reed las letras empiezan a ser otra cosa, totalmente de acuerdo. Y eso es esencial, pq la mayoría, al escuchar a Dylan en el 65-66, se decía: "¿pero esto se puede hacer?" :) Y lo mismo ocurriría con las letras de los álbumes (principalmente los 2 1os) de Reed en The Velvet Underground, aunque ahí sería más del tipo: "¿Pero qué coño es esto?" :) Luego vinieron más discos de la Velvet ya sin John Cale (el otro líder indiscutible del grupo junto a Reed), y al fin David Bowie rescataría a Reed para el mundo: y de esa colaboración saldría el Transformer (QUE ALGUNOS DICEN QUE ES TAN DE BOWIE COMO DE LOU REED...). Estoy de acuerdo con Juanma en que el sonido de Lou Reed se consolida por completo con el disco Berlín, que es una obra maestra de la sordidez, a años luz del Transformer (no en calidad, que los dos son muy buenos, sino en comercialidad).
Perfect Day es una maravilla, sí, y gracias por la traducción, yo por mi parte os remito a mi web, donde hace algunos meses colgué la letra traducida de la que me parece la culminación (en letra y sonido) del universo de Lou Reed: Heroin, del primer disco editado de su grupo (y apadrinado por Andy Warhol): The Velvet Underground & Nico. El vínculo es aquest:
http://elbastion.blogspot.com/2005/04/heroin-el-himno-decadente-de-lou-reed.html

Álex Vidal dijo...

Yo disfruto el Rattle and Hum, pero reconozco que no es ni mucho menos tan redondo como el predecesor The Joshua Tree. En lo que éste había sido precisión, todas las canciones cerrando una obra redonda y extraordinariamente madura, en el proyecto álbum/película derivó a un sonido más duro, más AOR, más orientado al rock sureño americano. Sonaban encarcarados. Se habían tomado a sí mismos demasiado en serio, y eso propició incluso que algún escritor que frecuenta este blog proyectase una especie de ucronía sobre Bono y su amor por la música americana. :)

El disco, además, tampoco suena como una unidad, sino parece que vayan pegando canciones aquí y allá, sin demasiada cohesión. Y de hecho, ellos mismos se tuvieron que dar cuenta, pues fue tras esta época cuando aparecieron los únicos rumores (que han llegado a mis oídos) de disolución de la banda. Un hiato de tres años. Y después, una reinvención de sí mismos con el Achtung Baby, con Bono alternando alter egos, burlándose de su imagen como ídolo del rock mesiánico, y la banda adentrándose en la música más viva en aquel momento, el sónido Manchester.

Y a pesar de que contenía algunas melodías realmente encantadoras (me pirro por "All I Want is You"), fíjate que en su gira Vertigo, por lo menos en Barcelona, ni siquiera tocaron esta.

Yo creo que el éxito del The Joshua Tree los pilló tan de sorpresa que no supieron maniobrar y cayeron de bruces en su propia trampa, como si iniciasen una serie de discos-franquicia que, por fortuna, supieron romper. Bueno, hasta que llegó el All That You Can't Leave Behind.

J.Álvarez dijo...

Pero es que para mí lo bueno de Rattle and Hum es lo que lo diferencia de The Joshua Tree: uno es más limpio y acabado, y el siguiente es más libre, apasionado, espontáneo y directo, para mí representa la cumbre del grupo, junto con el posterior giro que citas hacia el sonido de las bandas de Manchester, en efecto (Happy Mondays, Stones Roses, etc...).
Creo que Rattle and Hum es la perfecta salida posible del grupo tras el éxito de su anterior disco, es una obra que homenajea la historia del rock (a Hendrix, a Dylan, a Lennon, a los Beatles), y en ese homenaje se crecen, con devaneos gospel, blues, country, y de las músicas americanas y el rock en general. ¿Se toman demasiado en serio? Quizás: es un proyecto ambicioso y a la vez humilde, el de venerar a los clásicos y tratar de emularlos y tomar su testigo. Es una muestra de respeto, pero a mí me parece que este disco está, de algún modo, muy vivo. La cohesión en las canciones es más conceptual que sonora (el sonido no es tan perfecto, ni tan nítido, ni tan definido como el de cualquier disco de estudio), pero recorre un camino por las venas de América en un recorrido tras la música verdadera que les importa... En serio, no es una reflexión pasajera: lo pienso de verdad. No trato de convencerte, es sólo que lo pienso así, y muy profundamente... Le tengo un aprecio especial a este "sucio" disco... :)

Herrera dijo...

Coincido totalmente con Álvarez sobre Rattle and Hum, sólo matizar un par de cosas: Lo que de se tomaron demasiado en serio es cierto, pero no por incidir con el disco en su gira americana, sino por hacer una película de ello y estrenarla en cines, en lugar de reservarla para mercado doméstico como se hace con todos los videos de conciertos. De hecho conozco gente que fue al cine de mi pueblo (como cada sábado) y se encontró viendo un documental sobre la gira americana de unos tios que no conocia ni le interesaban lo mas mínimo.

Además creo que el disco es imprescindible en la trayectoria de U2, porque en ningún otro tendrían cabida algunas canciones que metieron allí. Se menciona All i want is you, pero realmente, esa canción podría encontrarse en cualquier otro disco de u2. En cambio joyas como God part II o Silver and Gold, sin este disco se habrían perdido porque no tienen cabida en ningún otro.

Y sí, como dice Álvarez, es un disco que suena a vivo

Álex Vidal dijo...

Álvarez: mira que para mí, el Rattle... puede sonar libre y apasionado, pero espontáneo no me lo parece. Quizá porque ese intento de acercarse tanto a las raíces les hizo sonar demasiado rígidos y, al mismo tiempo, perder parte de esa espontaneidad de su música al intentar absorber tanta influencia en tan pocas canciones.

Herrera: no quiero ser repelente... pero no puedo evitarlo: soy repelente ;) "Silver and Gold" fue cara B del single "Where the Streets Have No Name", compuesta para el concierto en contra del complejo sudafricano Sun City cuando la campaña de Artists Against Appartheid. Aunque sí, el "OK, Edge, play the blues" me sigue generando escalofríos.

Por si no queda claro: que me gusta el Rattle and Hum, pero si tuviese que hacer un ránking de los discos de U2, estaría justo por encima de All That You Can't Leave Behind (último) y How to Dismantle an Atomic Bomb (pénulm).

Herrera dijo...

Sí, eres repelente :) y sí, sabia que Silver and Gold fue cara B del single Where the streets have no name. Y fue cara B, porque como digo, no cabia dentro de Joshua Tree ni de ningún otro disco de la banda ni anterior ni posterior. Esa canción solo pudo encontrar su espacio en Rattle and Hum, si no, siendo como es un temazo, mejor que algunos incluidos en Joshua Tree, la habrían incluido en ese disco.

Álex Vidal dijo...

Años de formación, ya te digo XD De todas formas, muy buenas piezas quedaron relegadas a las caras B en aquel disco, y cabría preguntarse si no se debió por demasiadas buenas canciones o, en el caso de "Silver and Gold", por formar parte de la campaña contra el Appartheid que promovió Little Steven.

Ya puestos, ¿tenéis el DVD de Rattle and Hum? El que sí que os recomiendo, por intensidad, es el concierto en Slane Castle de la gira Elevation Tour (genial, y además, tocan pocas del All That You...).

J.Álvarez dijo...

Yo sí tengo el dvd, y como documental me parece malo malo, la verdad (ese si que ni ellos se lo toman en serio, je,je...): además lo vi en cine, aunque a mí no pilló de sorpresa que fuera un documental! :D ...Ni que fuera subtitulado... :) Eso sí: que manía con no subtitular las canciones! Es para matarlos! (no al grupo, je,je)
Yo soy un tío bastante polémico, la verdad, je,je, a la mínima la lío, :) y diré, ya que hemos entrado en calor, que este disco de U2 es probablemente mi favorito. Entre otras cosas, a lo mejor, porque me parece atípico y arriesgado (además de todo lo dicho anteriormente): caras b, canciones grabadas de nuevo o en directo, versiones de otros artistas... completo completo... y todo ello llevado al terreno de U2 100%... Desde luego los tipos son grandes...!
OYe, Álex, y el concierto que recomiendas está en dvd? (Ese si que no lo tengo...)

PD: ¿Pero este post no era sobre Lou Reed? :D

Herrera dijo...

Si, Alvarez, el Slane Castle (se llama U2 go Home, lo tengo delante) si que está en DVD. Y es una auténtica pasada, en efecto, se les ve cómodos, estan en casa y eso se nota. Bono está afónico durante todo el concierto, pero no se le culpa porque su padre había muerto hacía una semana. Es un concierto imprescindible.

Como discos, Rattle and Hum me encanta, pero yo no puede ser mi favorito porque está ahí Achtung Baby, para mi uno de los mejores discos de los 90. Y hablando de Achtung Baby, no se si habeis visto (bueno, Alvarez, tu seguro que si) la gira Zoo TV, que me parece impresionante. Esta la ando buscando en DVD (la tengo en VHS) pero no la encuentro, tendre que pillarlo por internet.

Álex Vidal dijo...

La voz de Bono ha cambiado, y en concierto cada día está más áspera. En el concierto del Camp Nou no se le oyó hasta la tercera canción. Pero eso sí que da igual: el tío sabe transmitir, ¡y cómo lo hace!

Insisto: yo disfruto del Rattle and Hum pero, al contrario de casi todos sus discos:
-"Hawkmoon 269" me parece anecdótico;
-"Love Rescue Me": lo siento, me la salto. Me aburre.
-"God Part II": sin llegar al extremo de la aborrecible versión de "Hello, I Love You" que mis amadísimos y nunca suficientemente ponderados Simple Minds, a veces me pregunto qué le hizo Lennon a Bono para dedicarle un tema tan monolítico.
-"Heartland": alguien se esnifó, fijo :D

Pero ya solo por joyitas como "All I Want is You" o "Angel of Harlem" merece la pena lo que pusieran, ¡aunque hiciesen duetos con el Bisbi!

Y bueno, este post iba de una canción de Lou Reed, pero ya puestos, y también en el Transformer, hay una canción que apareció como cara B del "One": "Satellite of love", que cantaban a dúo vía satélite con Lou Reed durante su Zoo TV Tour.

No recuerdo haber visto el DVD de esta gira, Herrera, pero ya avisaré si lo pillo ;) Yo también ando detrás del concierto del PopMart Tour en Monterrey. Si lo veis, avisad :D

Juanma dijo...

Anda, el "Satellite of Love" fue precisamente la canción con la que mi primo Josele terminó el último concierto de Los Enemigos. :-)

Transformer me encanta, ya lo he dicho. Tiene canciones como "New York Telephone Conversation" que a lo mejor son tontas y sobran, pero también maravillas inconmensurables como "Walk on the Wild Side" (por cierto, ¿qué os parece la versión que hizo Albert Pla?), "Perfect Day", "Satellite of Love", "Vicious", "Andy's Chest" o "I'm So Free".

De U2. Yo siempre había sido delJoshua Tree hasta que empecé a valorar los otros discos. Tuve una etapa October, otra War, otra Under a Blood Red Sky y otra Boy, creo que en este order, pero no conecté bien con The Unforgettable Fire (que siempre me pareció muy pretencioso, aunque tiene "Pride (In the Name of Love)", mi canción favorita de U2, y "A Sort of Homecoming", que es muy bonita) ni con Rattle and Hum, del que me gustaban mucho "Desire", "Angel of Harlem", "Helter Skelter" y sobre todo "All I Want is You", pero había otras que desentonaban mucho. Me lo tomé un poco a la tremenda, me pareció que se habían vendido y, como decía Álex un poco más arriba, incluso empecé a escribir una ucronía en la que unos viajeros temporales intentaban matar a Bono para revertir el curso de la Historia, después de que el éxito del disco posterior a Rattle and Hum, que se titulaba I'm American, llevase a Bono a fundar una secta milenarista.

El Achtung Baby se me pasó en su momento, igual que el Pop (no así el Zooropa, que me dejó bastante frío), y sólo empecé a valorarlo hace poco tiempo, gracias a una de mis mejores amigas, cuya canción favorita de todos los tiempos es "One". Desde entonces he vuelto a escuchar el disco con otro talante y sí, creo que es mi favorito de U2. O, por lo menos, el más valiente: después del callejón sin salida en el que se metieron con Rattle and Hum es un cambio de orientación realmente arriesgado que les salió bien y que ha marcado lo que ahora es el sonido del grupo. Su Automatic for the People, vamos.

J.Álvarez dijo...

Últimos comentarios (apresurados) :) sobre el tema:
-La gira ZOO TV es increíble. Con ella me (re) conquistaron.
-Love Rescue Me (compuesta por Bono / Bob Dylan) me encanta. Es sagrada. De mis preferidas del disco.
-Helter Skelter: ¡qué versión tan buena! Es una revisión de la canción tan buena o mejor que la del All Along The Watchtower (en que versionan la interpretación de Hendrix, no la de Dylan, que nada tiene que ver...)

-Angel of Harlem: otra de las grandes...

-A Juanma: la idea de los viajeros en el tiempo que matan a Bono me parece cojonuda, aunque algo exagerada con respecto a lo que la produjo,no?! :D Hace poco leí en una revista de música (la RDL, creo) que llamaban a Bono El Popa (Papa del Pop), por su tendecia a los buenos actos, y a dar sermones. Es algo excesivo el tío, pero con todo su carisma y su egolatría, a mí me cae muy bien... En cuanto a los discos, yo insisto en que el Rattle and Hum me encanta, sólo superado posiblemente por el Achtung Baby, y no sé si por algún otro de su carrera...

-El que también es una pasada es Josele Santiago (más incluso que Los Enemigos, de los que tenía unos cuantos discos). Fue una de las mayores sensaciones del rock en castellano del año pasado... ¡No sabía que se aventuraba en versiones como esa! :) Joer! X cert, sabes si en concierto lleva també a los músicos de Mastretta? Lo digo pq son los que me parece que le dan al disco un toke tan especial...

Juanma dijo...

¡Hombre, un fan de mi primo!

:-))))

Los Enemigos tienen unos cuantos díscos geniales: Un tío cabal, La vida mata y Tras el último no va nadie. Pero con su debut en solitario, Las golondrinas etcétera se salió del todo. Es menos rockero, asume más influencias de cantautores y el disco es una delicia de principio ("He pintado mi chabola / con música de jazz / y con pastillas juanolas / rechupeteás") a fin.

La banda de Mastretta tocó durante la gira de presentación del disco, a lo largo del 2004. El acuerdo era que tocaran con él durante la grabación del disco y, si surgía algún bolo, pues bueno, durante un par de meses. Al final estuvieron tocando juntos varios meses, y los dos conciertos que vi con aquella formación fueron espectaculares. Nacho Mastretta ejercía de director de orquesta más que de hombre-orquesta (qué cabrón, cómo toca todos los instrumentos que se propone tocar), Pablo Novoa es un crack como guitarrista, Luca Frasca es un teclista de otro planeta (Argentina, concretamente, como decía Josele cuando presentaba a la banda) y Ricardo Moreno mola como batería, me recordaba a le época de Los Ronaldos y me daba el toque nostálgico.

La nueva banda es algo inferior, pero muy buenos de todos modos. Se ha perdido algo de la magia de los primeros conciertos, pero ya digo, siguen molando. En el Razzmatazz, Mastretta tocaron de teloneros, y fue impresionante, casi diría que lo hicieron mejor que Josele. Que también hizo un conciertazo.

Anónimo dijo...

tengo 21 años..... y tengo k decir que me siento de puta madre cuando digo que lou reed es uno de los mejores musicos que he escuchado.... weno, lou reed y su epoca con velvet underground no tiene desperdicio....

Álex Vidal dijo...

Ay, pues yo acabo de cumplir 34 y me avergüenza decir que no he escuchado gran parte de la obra de Lou Reed ni de la Velvet.

Pero, ¡joder!, es que los discos son tan caros... :)

valerie dijo...

Chico, Perfect Day no va de eso que dices, que podría ser. Va de la adicción de Reed a la heroína...es un canto de lamento, una elegía, como lo quieras llamar.
Por lo demás, de acuerdo, es una cancion que te pone los pelos de punta (por buena).

Clau dijo...

Vine buscando la letra de esta cancion...pocas me ponen tan triste como esta. Es perfecta.
Gracias por permitir que la encuentre aca.
Un gran beso

Álex Vidal dijo...

Valerie: ¿sobre la droga? Jo, pues yo no lo sé leer entre líneas; aunque es cierto que el prota parece desahuciado.

Clau: de nada; todo un placer haber ayudado (y ver que el blog sirve para algo ;) )

Kpax dijo...

Lou Reed, Neil Young, George Harrison, Dr.Feelgood, etc...

Saludos

Anónimo dijo...

Sin duda un temazo que engrandece lo cotidiano, y eleva, en su estribillo el sentimiento del amor a través de la música y lo suaviza con las palabras de un personaje que crea Lou el cual no lo puede decir de otra forma.

Gracias tio!
jeje

Jorge dijo...

Es un temazo, pero la has traducido e interpretado mal. La ultima frase del estribillo dice "tu mantenme colgado...". Es una referencia a la heroina todo el tiempo. Habla de la relacion de Reed con la heroina.

Por lo demas, muy bien todo! ;)

Álex Vidal dijo...

Gracias, Jorge, por la corrección. Y a Valérie, que me "abrió los ojos". Me pasará como a Dick, que las metáforas las entendía literalmente... :)